Oveja Merina

La oveja Merina es la raza más antigua de España con origen en la bética, perfectamente adaptada al sistema de producción y al clima de la zona. Forma parte del patrimonio genético animal de España. Se crían en su totalidad se en régimen extensivo, con las beneficiosas consecuencias para la sostenibilidad del medio rural que ello conlleva.

El sistema de pastoreo de las Albaidas se basa en el aprovechamiento de los pastos estacionales tanto de la sierra como de dehesa. Siempre en extensivo en un marco de 10 fincas, en el cual se rota los rebaños entre ellas para el aprovechamiento racional de la cubierta vegetal.

Este modelo, actualizado por las nuevas generaciones, tiene especial cuidado en evitar el sobrepastoreo con el fin de mantener el equilibrio ecológico.

En nuestro caso las estaciones que ocupan dehesa y sierra son los 9 meses de otoño, invierno y primavera. Las características climáticas de Córdoba hacen que en el verano se realice un movimiento hacia unos nuevos pastos estivales, para aprovechamiento de las rastrojeras (cereal y oleaginosas) en la campiña cordobesa.

El hecho de que los animales no ocupen la sierra y dehesa en esos meses, permite la regeneración de la cubierta vegetal y reservorio de semillas.

Este sistema de movimiento de ganado de corto recorrido se denomina trasterminancia, y a él hay que agradecer el mantenimiento en la actualidad de las vías pecuarias dentro del término municipal de Córdoba.